Header image  

Amar a los pobres por amor de Dios; pero con amor de obras, no de palabras (P. Jacinto Alegre)

 
line decor
  INICIO ::  HISTORIA ::  FAMILIA ::  ALEGRÍA ::  CASAS  ::  CONTACTO  
line decor
   
 

San José Benito Cottolengo

P.Alegre

 

San José Benito Cottolengo, fue un santo italiano que vivió en el siglo XIX y que fue canonizado en el siglo XX.

Desde niño fue dotado por Dios de una gran sensibilidad para los pobres y abandonados.  Se hizo Sacerdote, y en la parroquia de Turín que le fue asignada se dedicó a la catequesis y a la atención a los moribundos.  Ya entonces, se lamentaba de no tener una cama libre para los enfermos que acudían a él y comentaba: "Si falta algo es porque confiamos poco o nos hacemos indignos".

No se trataba de un sueño o de un piadoso deseo, sino de una verdadera vocación. Andando el tiempo, y tras algún intento infructuoso -por no haber visto todavía que Dios le pedía un abandono absoluto en sus manos, sin buscar ayudas humanas- fundó la "Piccola Casa Della Divina Providenza" en la Volta Rossa.  Por orden ministerial fue clausurada en 1881 a causa de una epidemia de cólera que se cernía sobre la ciudad.

José Benito pensó: "¿por qué esta orden, que parece absurda y sin piedad no puede ser providencial?".

Lejos de amilanarse, Cottolengo se encaminó al barrio de Valdocco, por entonces en las afueras, y allí abrió otra Pequeña Casa de la Divina Providencia que más tarde, habría de convertirse en un magnífico y grandioso hospital. Y sobre sus puertas mandó esculpir las palabras de San Pablo: «La caridad de Cristo nos apremia».

El ideal de caridad evangélica y abandono absoluto en manos de la Divina Providencia, que inspiró a San José Benito Cottolengo, ha alentado diversas obras apostólicas; aunque no todos se llaman Cottolengos.
.