EL COTTOLENGO DE MADRID VIAJA A VALENCIA

12 Jun, 2023 | Excursiones

“Tu suave Providencia nos invita a ir a tu regazo como el Hijo.

Y en paz y en abandono allí quedarnos, juntando pena y gozo en un latido”

Así nos sentimos, el día anterior a la marcha prevista, cuando el Señor intervino, dirigiendo la ruta en dirección opuesta a la ya organizada, ya que nuestro plan era ir al Santiago de Compostela. Y veinte horas antes del inicio del viaje (contando en ellas, las de la noche) CAMBIO DE RUMBO ¡TODO ES PROVIDENCIA! 

¡Impresionante ha sido la acogida de la Casa de Valencia! ¡Cuántos detalles, derroche de cariño! Podríamos reducirlo a una expresión así: Inmenso es Tu amor, Señor, derramado en los corazones de tus hijas y manifestado en sus obras.

Todo simplificación, todo generosidad. . . Una vez más decimos: DEO GRATIAS!

Comenzamos el viaje dando gracias al Señor porque la incidencia no nos ha impedido el viajar y con todo lujo de organización.

 

1º día, visita al Oceanográfic, con el asombroso espectáculo de los delfines y también la familia de los tiburones, nos demostraron su sagacidad para conseguir alimentarse.

 

 

2º día, mar, oleaje, concurso de salto de olas y comida contemplando los barquitos.

 

 

3º día, Peregrinación hacia el encuentro de María, “Nuestra Señora de los Desamparados”, paseo por los lugares más típicos y ¡comida de Hermandad en la Casa! La terraza, convertida en comedor, llena de comensales, irradiaba la felicidad del encuentro, la alegría de la familia reunida, plasmada en los bailes, cantos e intercambio de obsequios entre las dos Casas.

 

 

Los voluntarios que componían la expedición expresan: “Gracias porque han sido días inolvidables”. “Me han ayudado a ser mejor». ¡Una pasada de días, fantástico! ¡Qué bien lo hemos pasado, qué convivencia tan bonita!

 

¡GRACIAS, SEÑOR, PORQUE EN VERDAD HAN SIDO UNOS DÍAS INOLVIDABLES!