¡CASO PROVIDENCIAL! 1936

9 Jun, 2023 | Casos providenciales

Iremos contando casos providenciales desde el principio del Cottolengo.

Hoy os contamos uno de 1936, conocido y puesto en distintas fechas y en distintos lugares, documentado, este es su origen.

 

Por R. A. C. 1936

Hemos dicho que el Señor no abandonaba su Cottolengo y no podemos tocar este tema sin recordar dos cosas notables. La primera fue cuando no teniendo dinero para pagar el teléfono, amenazó la Compañía con cortarlo inmediatamente. Constituía esto un serio conflicto encontrándose el Hospital tan apartado y con escasos recursos. Conchita de Sojo y Rosita Armet decidieron ir a ver el Comité y tratar de enternecerlo, pero… la respuesta divina se anticipó y una Srta. se ofreció espontáneamente a sufragar los gastos. Más grande, todavía, fue el asunto del agua. Viendo que no se satisfacían las facturas presentadas la Compañía del Agua mandó un comunicado amenazando también con cortar las cañerías; pasaron los días y la amenaza no se cumplió con gran contento de todos pues un hospital sin agua hubiese sido algo trágico. ¿Qué había sucedido? ¿Se enternecieron los dirigentes de la Compañía?… Nada de eso; más tarde supimos, por los vecinos del Cottolengo, que en lugar de cortar las cañerías que daban acceso al hospital, cortaran las de ellos, dejándoles sin agua. ¡La Divina Providencia! la Divina Providencia velando siempre por los suyos.

 

1936. Cottolengo del P. Alegre en la Calle Azucena nº 2

 

DEO GRATIAS!

error: Contenido protegido